domingo, 29 de abril de 2018

El Verdadero Conocimiento




 En Satsang, nos ocupamos de la Verdad, que es el verdadero Conocimiento. El verdadero conocimiento es el que no es limitado, no puede ser aumentado o disminuido. Usted sabe que, por el estudio, es posible el aumento del conocimiento; cuanto más se estudia, más se sabe, porque se conoce más. Así, este conocimiento está limitado por naturaleza. Por ejemplo, si usted sufre algún accidente, golpea con la cabeza, o sufre algún daño en una parte específica del cerebro, es posible que este conocimiento desaparezca. Entonces, ese es un conocimiento que puede ser perdido o disminuido. En la vida, toda nuestra experiencia del mundo es sólo una experiencia mental. Así, ese conocer, o ese conocimiento, que puede ser aumentado o disminuido, es sólo parte del pensamiento - Por lo tanto, es así toda "su" experiencia de mundo.

La Naturaleza Verdadera del Ser es puro Conocimiento, pero no ese tipo de conocimiento. Estamos hablando en estos encuentros de este ilimitado Conocimiento del Ser. Toda experiencia del mundo que usted lo tiene se transforma en una especie de conocimiento limitado, mientras que la Realización es ese ilimitado Conocimiento, que es sinónimo de Conciencia. ¡Realización es pura Conciencia! Este ilimitado Conocimiento, que es Conciencia, es la Verdad del Ser. Así, por derecho de nacimiento, usted es esa Conciencia, ese ilimitado Conocimiento, y eso es Sabiduría.

La gente busca la felicidad, pero, en su estado de total ignorancia, de total inconsciencia, no pueden encontrarla. Ellas buscan la felicidad en el mundo de conocimiento limitado, en el mundo mental. La realidad de la experiencia es pura Conciencia, que está presente en este instante, aquí y ahora, como Felicidad. Todo problema surge cuando usted se confunde con el pensamiento, con esa conciencia limitada, que es una distorsión de la realidad, de la experiencia, y eso es infelicidad. Entonces, en la mente, usted no está viviendo la realidad de la experiencia, sino la ilusión del experimentador; esta es la distorsión de esa conciencia, la limitación del conocimiento. Ramana Maharshi mostraba, insistentemente, a aquellos que venían hacia él, que la percepción que tenían del mundo era una ilusión. La visión que hace usted del mundo es la ilusión del pensamiento. Entonces, su relación con el mundo es el punto de vista de la ilusión de un "experimentador". Su experiencia del mundo es similar a la experiencia que se tiene en un sueño, en el que cree usted que es un "experimentador" del mundo en el exterior, de un mundo externo.

Usted nunca duda que esa persona con quien está hablando en su sueño es sólo una producción de su propia mente, ni que no hay ningún experimentador allí. En realidad, es sólo la mente en su propio juego de construcción. La mente, que es pensamiento, está creando su cuerpo y el del otro con quien usted, aparentemente, está en una charla. Esto sucede tanto en el mundo del sueño como en este mundo, donde, al parecer, está usted escuchando a alguien a través del Paltalk [sala virtual]. Sin embargo, todo esto (esa experiencia de hablar, oír, ver y sentir) es sólo pensamiento, que es un despliegue de esa impersonal e ilimitada Conciencia.

Un día un hombre se fue hacia Ramana y le dijo a él: "Maestro, tengo un dolor de muelas. ¿ Eso es sólo un pensamiento? ".

Ramana le contestó que sí y el hombre le preguntó a él: "Entonces, ¿por qué no puedo simplemente pensar que mi diente está normal y así curarme?".

A eso Ramana respondió: "Cuando estás completamente inmerso, ocupado con muchos otros pensamientos, ese dolor disminuye mucho o, dependiendo del volumen de pensamientos, usted ni siquiera siente a ese dolor. Es así, también, cuando se está durmiendo ".

Entonces el hombre dijo: "Pero aún así, ella continúa aquí".

Ramana respondió: "La convicción humana de que el mundo es real es tan fuerte, que se vuelve bastante difícil liberarse de ella. Pero, el mundo no es más real que el propio sujeto que lo ve.

Toda experiencia que usted, preso a los pensamientos, tiene del mundo, es completamente equivocada - la experiencia de una supuesta "persona" presente en la experiencia; ¡eso es una ilusión! La Liberación, la Realización, la Verdad del Ser, es la pura experiencia, pero sin "alguien" para interpretarla. Entonces, si existe dolor, es sólo el dolor; si hay placer, es sólo placer; si existe pensamiento, es sólo pensamiento. Como dijo Ramana, es muy fuerte la convicción de la mente humana de que el mundo es real. Quiero decir com eso que mientras esté atado a la idea de "alguien" presente en esa experiencia de los sentidos, del cuerpo y de la mente, la ilusión estará presente; esta limitada conciencia estará presente.

Todo su trabajo es desidentificarse de la idea de "alguien" presente en la experiencia. La verdadera forma de liberarse de todo sufrimiento es abandonando la ilusión de "alguien" presente, vivo, en la experiencia. Toda la dificultad que usted tiene está en esa convicción de que su historia personal es una realidad, lo que da autenticidad a "alguien". Entonces, ese sentido del "yo" - que tiene un nombre, un cuerpo, una historia - en la experiencia y también la valorización de todo eso van a seguir dándole esa creencia de que usted es quien usted cree que lo es. Así, si algún día los que forman parte de esa historia, que usted cree ser suya, fueren alejados o sacados de usted, porque murieron o se hayan ido, quedará evidenciado, ejemplificado, el sufrimiento personal de esa conciencia limitada, de esa distorsión, de ese equívoco.

Sin embargo, si el "sufriente" se muere, ¿quién queda para sufrir? Si el "experimentador" desaparece, ¿quién se queda para experimentar la frustración, la decepción, el dolor o la falta? Al acoger, abrazar y ver toda esta manifestación pasando, sin las conclusiones de ese falso "yo", ni las interpretaciones de esa supuesta entidad en la experiencia, esa ilusión comienza a perder el poder de encanto sobre usted, y ese sentido de autoimportancia y valoración personal comienza a ser desenmascarado. Esta es nuestra propuesta em Satsang: desenmascarar ese falso "yo", despersonalizar la experiencia y revelar a su naturaleza verdadera.

Marcos Gualberto


* Transcripción de un discurso en un encuentro en línea en el diciembre del 2017.

* Mira nuestra agenda en: http://mestregualberto.com/agenda/agenda-satsang

* Participa en nuestros encuentros online. Para más información: 



miércoles, 25 de abril de 2018

La importancia del encuentro presencial con un Maestro vivo





La primera y más importante cosa que hay que hacer aquí, en estos encuentros, es descubrir cómo realmente oír a esas palabras. Es necesario saber cómo oír cada palabra, así como estar delante de ese silencio.

La Verdad no es algo que se revela al intelecto, lo que significa que no basta con acompañar eso verbalmente, intelectualmente; es necesario descubrir lo que significa estar aquí en ese encuentro. La Sabiduría no nace de conclusiones, no es el resultado de análisis, deducción o de lógica. Por toda una vida, ha buscado usted a la Sabiduría y a la Verdad en la lógica, en la conclusión, en el análisis. Pero eso está más allá de la lógica y, por lo tanto, más allá de cualquier análisis, conclusión, especulación o deducción ...

 La Verdad es el despertar de la Realidad de Dios. Usted siempre ha oído hablar de que Dios está dentro de usted. Si es así, todos tienen a Dios dentro de sí mismos; sin embargo, percibimos que eso es tan sólo una creencia, porque incluso en medio de esa creencia todos están con algún tipo de problema - el sufrimiento, la dificultad y el dolor son cosas comunes a todos. Entonces, ¿dónde está la Verdad de esa Realidad de Dios presente en toda esta confusión en la que nosotros, seres humanos, estamos viviendo? Incluso en medio de toda esta confusión, todos están en busca de algo que está fuera. Entonces, ¿por qué, a pesar de la "verdad" de que Dios es una realidad presente dentro de ti, internamente estás en depresión, ansiedad, miedo?

Realmente, usted ha escuchado esto que se ha dicho al principio del habla miles y miles de veces, con diferentes palabras. Si usted está aquí apenas escuchando, va a continuar así, escuchando palabras por toda la vida o mirando promesas en algunos lugares, en algunos libros. Hay siempre algunos listos para enseñar y muchos otros interesados en aprender. Y, como acabo de poner, eso no va a resolver nada, porque no hay ninguna verdad en el conocimiento.

 Lo que quiero decir es que la verdad del conocimiento es sólo la verdad de la mente. Y, para que usted conozca de hecho la Verdad, usted tiene que ir más allá de la mente. Sólo entonces es posible la Sabiduría, que está en la Realización de la Verdad de Dios, y no en la creencia. Es necesario un sentido real de búsqueda por la Verdad, que no es la "búsqueda de la verdad". Podemos incluso usar palabras sinónimas - "recoger" y "buscar" -, pero voy a poner estas dos palabras aquí con un sentido enteramente diferente. Aquellos que están "buscando" la verdad, lo están haciendo dentro de la mente misma, a través del conocimiento, de la experiencia, de prácticas espiritualistas o esotéricas. La búsqueda por ese camino es una búsqueda de autossatisfacción y de realización personal. Así, para usted, la verdad será encontrada en las cartas del tarot, en la bola de cristal, en los búzios ... Entonces, va a buscar en la astrología, en la quiromancia y por ahí afuera. Hoy en día, esto ha sido llamado autoconocimiento.

 Aquí, en ese momento, lo que puedo decirle es que, para comprender el sentido real de la búsqueda de la Verdad (y no de la "búsqueda de la verdad"), usted tiene que deshacerse de todo eso. Por lo tanto, hay una diferencia entre la búsqueda de la verdad y la búsqueda de la Verdad. La búsqueda por la Verdad es dentro de sí mismo, a través de la autoinvestigación, de la meditación y de la entrega. Esto es algo completamente diferente de lo que la mente ha construido a lo largo de todos estos milenios, que es esa fantasía, ese circo de esa llamada espiritualidad o "búsqueda de la verdad".

Es necesario deshacerse completamente de la creencia de que hay algo separado de ti, como la Verdad; es necesaria una atenta y penetrante visión, una rendición completa de la ilusión del sentido de un "yo" presente buscando algo, como la llamada "Verdad". El sentido de la palabra Verdad se encuentra cuando el sentido del "yo" desaparece; el significado real de la Verdad es el fin de la ilusión de esa egoidentidad.

Comencé hablando de la importancia de aprender a escuchar esto. Un profesor no comunica la Verdad, porque un profesor es alguien que conoce algo y le da una información que usted no tiene. Es necesario estar ante la Verdad para recibirla, y sólo un Maestro vivo puede hacer eso; un profesor, no. Entonces, usted puede entrar en esa sala y escuchar esas palabras, pero eso no va a funcionar para usted. Usted necesita experimentar la muerte del ego, de ese viejo "yo" que está ahí.

Entonces, ahora voy a "apretar un poquito el tornillo", voy a ser más claro para usted. Estoy viendo algunos aquí en la sala que nunca estuvieron conmigo presencialmente .... Yo quiero decirles que no sirve de nada oír esas palabras, ni aquí, ni en vídeo de Youtube. Usted tiene que perder ese sentido del "yo" que está ahí o va a quedarse sólo acumulando informaciones, y más informaciones, y más informaciones, lo que no se constituye en un trabajo real - ese es exactamente el movimiento de la búsqueda.

 Entonces, quiero decir para usted que está aquí sólo en el Paltalk (sala virtual): su presencia aquí es algo hermoso, adorable, pero no está funcionando. Es muy placentero escuchar a alguien que controla a un determinado asunto; en especial, un asunto como ese, que es muy fascinante. Lo que quiero decir es que cada vez que esté aquí en la sala, usted tendrá una deliciosa sensación de que está aprendiendo algo, pero esa es una sensación egoísta todavía, no es real. Es como el placer de leer un libro, ver un vídeo o escuchar un audio - eso todavía está en esta dimensión de esa egoidentidad.

 Si usted quiere eso de verdad, si usted quiere Despertar, si quiere Despertar, ir más allá de ese falso "yo" lleno de conflictos, de problemas, que se ofende y se lastima com cualquiera; que se molesta por cualquier cosa; que lleva ese sentido de ofensa, de miedo, de deseo, de ansiedad, venga a Satsang presencialmente, para que usted se vea en ese espejo y perciba cuánto de ego todavía existe presente allí. Si usted continúa huyendo, no va a salir bien; usted nunca se liberará de ese ego así. Es hora de Despertar, es hora de despertar, y eso sólo es posible cuando esa egoidentidad desaparece.

Entonces, ese es el discurso de ese encuentro para ti: ¡venga a Satsang presencialmente! Mira a usted y percibe lo que está viendo - si es feliz, si sabe de hecho quién es Dios, qué es la vida, si está usted completo, si realmente no lleva más celos, envidia, miedo, un sentido de preocupación con la autoimagen, un sentido de ofensa, de aburrimiento, de gustar de unos y no gustar de otros ... Ok?

Entonces, vamos a quedarnos por aquí, personal! Namaste!

Marcos Gualberto

* Habla transcrita a partir de un discurso en un encuentro en internet, en la noche del 30 de octubre de 2017.

* Encuentros en línea todos los lunes, miércoles y viernes a las 22h.

* Para participar baje el Paltalk App.


sábado, 21 de abril de 2018

Permanezca sin contenido interno




¡Considero a este uno de los mayores encuentros de su vida! Este encuentro es llamado Satsang, el encuentro con la Verdad, el encuentro con la Gracia. ¡Este momento es, de hecho, precioso! Es una oportunidad para que usted trabaje el final de la identificación con la ilusión del sentido del "yo". En la mente, ha vivido usted en esa situación, lo que es algo muy pesado. Usted está en ese encuentro trabajando el fin de la ilusión de ese personaje.

Usted ha vivido en esta gran confusión - lo veo en la gente a mi alrededor. Todo lo que sabe la mente  es solamente confusión; esta es la naturaleza de la mente. ¡Cómo es complicada! Usted habla una cosa, siente otra y piensa otra. ¡Pura contradicción! La contradicción está siempre presente en la vida de la mente. Mientras sigue confundiéndose con la mente, todo lo que conoce usted será confusión; no hay manera de escapar de eso. ¡El ego es pura confusión!

Quiero invitarle a descubrir a esa ilusión. Cuando usted investiga eso, usted salta hacia fuera de esa "cosa", va más allá de esa confusión, de ese sufrimiento, de todo ese lío. La Paz es algo presente fuera de la mente; no hay paz en la mente! Usted puede confundirse con el cuerpo, con la mente y el mundo, o puede permanecer libre de esa identificación con ellos. ¡Es un gran juego divino! Toda esa desesperación, toda esa confusión y todo ese sufrimiento son sólo un sueño. No hay nada en serio, pero la mente está manteniendo esto como algo real para usted. Ella le dice que tiene que cambiar lo que no puede cambiar, ahí le aflige!

Las cosas se están sucediendo porque así Dios lo quiere, pero usted tiene la ilusión de que usted está en el control. En realidad, usted nunca duda de eso! No duda porque, a veces, parece que realmente fue usted quien hizo cierta cosa, quien la controló, pero eso no es verdad.

Su Estado Natural es Meditación, cuando no hay ninguna identificación con la mente. Cuando no hay esa identificación, no hay obsesión, ninguna fijación, entonces la Meditación está presente como algo muy natural. Por lo tanto, usted no necesita ninguna práctica, ningún ejercicio, porque eso no es natural.

La Meditación nace de esa atención desidentificada del movimiento de la mente. La mente se mueve buscando dar historia, dar verdad a lo que sucede, buscando establecer verdad en lo que está apareciendo, pero la Verdad es anterior a esa aparición, a ese acontecimiento. La Verdad es Aquello donde ese acontecimiento aparece.

Estoy diciendo que cuando estás delante de lo que sucede, no hay pensamiento. Pero, luego el pensamiento aparece y, un segundo después, ya empieza a explicar lo que sucede. Entonces, la confusión ocurre y usted desliza hacia fuera del Estado Natural. ¡Eso es muy rápido!

Aquí, ahora, por ejemplo, no hay pensamiento, pero el pensamiento llega juzgando el habla, intentando capturarlo para después usarlo. Cuando la mente lo hace, ella destruye el habla, destruye la comprensión. La mente se queda así: "¡Quiero eso! No, no quiero eso! ¡Me gusta eso! ¡No, no me gusta eso! ". ¡Todo el tiempo la mente lo está haciendo con ustedes!

Aquí, estoy invitándole a descubrir la belleza de la Meditación. Así, usted va más allá de la mente, además de las elecciones de la mente, además de sus creencias, de sus juicios, de sus valoraciones y deseos. ¡Entonces, está usted en paz!

Esto es algo natural, pero usted quiere ser "alguien", entonces comienza a juzgar, a comparar, a afligirse con las situaciones. ¡Ahí es complicado! Usted necesita mantenerse libre de la idea de que usted está aquí, en esa experiencia. Cuando usted escucha a un sonido, por ejemplo, y en ese momento no hay interpretación sobre eso, es decir, usted no da espacio a la mente para hablar de lo que sucede (como: "Me gusta!" o "No me gusta eso! Eso me perturba! "o" ¡Eso no me molesta! ", entonces usted está desidentificado de la mente, está libre de ella, y por lo tanto, libre del" yo "!

Observa que estoy hablando específicamente de este trabajo de Meditación. Esto lo hace usted en este momento; no necesita de un lugar o de una hora especial para desidentificarse de la mente, para salir de esa historia del pensamiento.

Permanezca sin contenido interno. Si usted no tiene contenido interno, está sin esa prisión. Pero, cuando usted quiere ser "alguien", listo... Usted complica todo! "Alguien" es aquel  a que le gusta o no le gusta algo. ¡Ser Natural es no ser "alguien"! Esto es simple y ese es el trabajo, pero la gente no quiere eso! Ellas quieren una hora específica para meditar. Fuera de esa hora específica de la meditación, ellas están completamente "volando" en la mente, en la "alfombra mágica" de la mente, en sus confusiones.

La Meditación no está separada de este momento presente, y esa Meditación es Conciencia, es ser Natural. Entonces, su Estado Natural es Meditación! No se trata de dejar de pensar, sino de quitarle importancia al pensamiento. ¡Percibe la diferencia! El pensamiento es sólo un fenómeno, como la respiración, sucedendo.

Hoy le invito a descubrir la ilusión de eso. Todo sufrimiento, miseria, confusión y desorden interno están basados en esa creencia, en esa confianza que se da al pensamiento. Si usted para de dar confianza al pensamiento, él para de perturbarlo.

Cuando usted perturba el pensamiento, el pensamiento le perturba. Pero, si usted aprende a desconectarse de su movimiento, él se deshará de usted. Él va a buscar otra cabeza para "molestar" - como se dice aquí en el Nordeste. Su trabajo incluso es "incomodar"! Usted está tan viciado en vivir "incomodado", que el pensamiento ha descubierto que usted está abierto a él. Este no es un lenguaje muy preciso, pero usted entiende lo que quiero decir.

Usted está alimentando, sosteniendo esa mentira, esa ilusión, con base en esas creencias. Usted está viciado en sufrir, en pelear, en meterse em problemas, en ser personal, en sentirse una persona.

Marcos Gualberto

* Transcrito a partir de un encuentro online en la noche del 17 de enero de 2018. 

* Encuentros por web todos los lunes, miércoles y viernes a las 22h

* Para acompañarlo es sólo bajar el App Paltalk y participar!

martes, 10 de abril de 2018

La vida em la mente es un sueño.




Satsang es una oportunidad de investigación de la naturaleza de la Conciencia, de la naturaleza de la experiencia, de la naturaleza del Ser. Después de todo, ¿qué es esa experiencia que ocurre aquí y ahora? ¿Qué es esa Conciencia apareciendo aquí y ahora? ¿Cuál es la Verdad de este momento?

Estamos en contacto con el mundo externo a través de los sentidos. De esta forma, nuestra percepción del mundo externo es una percepción sensorial. Esta experiencia del mundo es similar a la experiencia del sueño. Es muy interesante esta comparación, es perfectamente adecuada para este tipo de investigación. En el sueño, usted tiene un mundo semejante a ese, un cuerpo semejante a ese y usted tiene un contacto con el mundo externo, con objetos a través de los sentidos del mismo modo que usted tiene en ese momento, en ese estado que llamamos "estado de vigilia" .

Entonces, su experiencia de sueño es similar a su experiencia en el estado de vigilia. Aquí, hablo desde el punto de vista del sentido de conciencia y de la experiencia sensorial. En el sueño, usted puede oír, ver, sentir; toda experiencia sensorial está presente allí y aquí. De la misma forma que, durante el sueño, usted se ve como se fuera alguién experimentando, usted se ve aquí también, como experimentador experimentando. En el sueño, usted se separa de la experiencia exactamente como lo hace en ese momento, en el estado de vigilia.

Así, se lo preguntamos: ¿Cuál es la naturaleza de esa experiencia, cuál es la naturaleza de esa Consciencia que está presente en esos dos estados, exactamente de la misma forma? ¿Cuál es la naturaleza del Ser, cuál es la Naturaleza de su Ser? ¿Dónde está usted de verdad? ¿Qué es lo que le hace estar tan seguro de que ese estado de vigilia es más real que aquel estado de sueño? ¿En qué sentido él es más real?

Cuando usted sale del sueño y despierta por la mañana, usted ve que el sueño no era real. Pero, mientras el sueño sucedía, él era muy real y no había el estado de vigilia, solamente el estado de sueño. Así, ¿quién le asegura que usted está despierto en ese momento? ¿Quién le asegura que ese estado en el que usted se encuentra en ese momento es real, es el único y último estado de su Ser? El "único" no puede ser, porque usted sabe que el estado de sueño se presenta también como una experiencia en su vida, así como el sueño profundo. Por lo tanto, este no puede ser su último estado, así como no puede ser su estado verdadero de Ser, una vez que usted también tiene la experiencia del estado de soñar y de sueño profundo.

Está bien! Pero, ¿por qué empezamos hablando a usted de esse modo? Porque si usted no conoce su Estado Real y Verdadero, en cualquiera de estos tres estados – de vigilia, de soñar y de sueño profundo -, usted es siempre incompleto. Es incompleto porque estos estados no son reales, ellos son mutables, aparecen y desaparecen. El estado de dormir de manera profunda es reemplazado por el estado en el que hay sueño, que es sustituido por el estado de vigilia, que luego se sustituye por el estado de dormir profundo otra vez. Así, lo que estoy diciendo es que esos tres estados no son su Estado Real y Definitivo, su Estado Natural. Son simples estados experimentados por la mente.

Es la mente que experimenta el sueño profundo, en la ausencia del mundo y del experimentador; es la mente que experimenta el estado de vigilia, con la presencia de alguién experimentando, com la presencia de la experiencia, así como del sueño también. La mente es una constante en estas tres experiencias, en esos tres estados. En el sueño profundo, ella se hunde en lo desconocido; en el estado de vigilia y al soñar, ella sostiene lo conocido. Todos estos tres estados están sucediendo en su naturaleza real, en su naturaleza verdadera.

Estamos llamando a su naturaleza real de ser, conciencia, verdad, presencia, pero que no es parte de la vigilia, del acto de soñar y del sueño profundo. Estamos diciendo que el mundo no es real, que el cuerpo es parte del mundo, que el mundo y el cuerpo son parte de la mente y que la mente tampoco es real.

Le estoy conduciendo por un camino que Ramana llamaba "Autoinvestigación". Estamos investigando la Naturaleza del Ser, la Naturaleza de la Conciencia. Todo lo que puede usted relatar, contar, recordar... nada de eso es parte de tu Naturaleza Verdadera. Es sólo parte del sueño de la mente, parte de una de sus manifestaciones.

Cuando usted se despierta por la mañana, sabe que todo aquel mundo del sueño estaba dentro de la mente, formaba parte de la mente, de una ilusión personal, porque era un sueño personal. Observa que había muchas personas durante su sueño, pero ellas no estaban en un mundo común, sólo estaban en ese "su" mundo particular. Ahora, en el estado de vigilia, cree usted que está en un mundo común a todos, entonces, cree usted que las personas que ve en su "mundo, en el estado de vigilia, están en un mundo común. Sin embargo, eso es algo que pertenece al sueño. Su esposa, marido, hijos, su jefe, su empleado, sus negocios ... todos están sólo en el mundo privado y privado de este "yo".

Entonces, primero surge ese "yo" y después surge el mundo de ese "yo", que no es un mundo común a todos, porque no existe "todos". Primero usted aparece y entonces su mundo aparece ... Pero, usted es su mundo y su mundo es usted - no hay "muchos"! Siendo así, sólo existe la mente y no "muchas mentes". La mente es la base de esa ilusión, la ilusión del sueño de ese "yo".

 Cuando se confunde usted con el cuerpo, usted hace com que el mundo aparezca como algo separado de ese "cuerpo" que cree que es usted. En verdad, toda esa creencia es sólo la mente creando esa ilusión, creando ese juego. En la India, ellos llaman a esa ilusión de Maya. Al surgir ese "yo", surge el otro, a los objetos, a las personas y el mundo - esa es la dualidad, esa es la ilusión de la mente dual, eso es lo que sostiene la ilusión del sufrimiento. Yo le digo exactamente eso: "¡La ilusión del sufrimiento!" Y ahora usted sabe exactamente por qué. ¡No existe tal cosa llamada "sufrimiento"! Esto está en la ilusión de un experimentador separándose de la experiencia del dolor. Así, no hay ningún sufrimiento psicológico, porque no hay ninguna psique, no hay mente como siendo algo separado de esa experiencia, de lo que está sucediendo aquí y ahora.

El dolor físico es el dolor del propio cuerpo, no hay alguien en esa experiencia. Entonces, eso no es sufrimiento, es una experiencia neural, fisiológica. Lo que está sucediendo al cuerpo está sucediendo en el sueño, en una de las formas de manifestación de la mente, pero eso no es personal, no hay alguien para sufrir. El cuerpo puede estar frío, con hambre, con calor, con dolor, pero esa es una experiencia neurofisiológica, sensorial, absolutamente natural. ¡No hay nadie en eso! Entonces, es simple decir: "Nadie nace y nadie se muere ... Es sólo el cuerpo que parece surgir y parece desaparecer!".

Todo lo que busca usted es descubrir su Real Naturaleza. Este es el único deseo profundo que todos cargan dentro de sí mismos: el deseo de ir más allá del sufrimiento y, por lo tanto, el deseo de ir más allá del deseo. La naturaleza última del deseo es el final del deseo, es la felicidad. Es interesante decir aquí que la felicidad no es la "felicidad" de alguien, sino la felicidad de la felicidad, es Dios en busca de él; es la felicidad en el encuentro de ella misma; es el Ser en la búsqueda del Ser, en la búsqueda del propio Ser; la Conciencia asumiendo Conciencia. Esta es la naturaleza de Dios; esa es su Verdadera Naturaleza: Ser, Conciencia, Felicidad.

Este es su momento de realizar eso – es lo único que está usted aquí para realizar! En la India, el que asume su Real Identidad, su Real Naturaleza, es llamado Bhagavan ... Es un Jivamukti! Si usted no asume eso aquí y ahora, su vida permanecerá similar a la vida de la cucaracha, de la hormiga, del pájaro o de un árbol. Usted aparece en el escenario (con el llamado "nacimiento"), crece, trabaja, casa, reproduce, enferma, envejece y se muere - exactamente como sucede en la naturaleza. Tal vez sufra un poco más que una cucaracha, un pájaro o un árbol,  en razón de esa creencia fuerte en una entidad separada de la Existencia. No sabemos hasta qué punto esto en la naturaleza es claramente delineado, como sucede a los seres humanos.

Cuando usted realiza o constata su naturaleza verdadera de ser, conciencia, felicidad, usted está más allá de estos tres estados, del que hablamos hace poco. ¡Ese es su estado natural! Ramana llamaba ese estado de "Cuarto Estado", "Turya", el Estado del Ser, el Estado más allá de la ilusión de la separación. Entonces, no hay más la ilusión del experimentador en su experiencia y todo el sentido de egoidentidad - que sólo es posible en la mente dualista, en el sueño de la separación - se deshace. 

¡Esta bien, vamos a quedar por aquí! Hasta el próximo encuentro. 

Namaste! 

Marcos Gualberto

* Transcrito a partir de un encuentro online en la noche del 22 de noviembre de 2017 - 
*Encuentros todos los lunes, miércoles y viernes. ¡Descargue la aplicación Paltalk y participe! ¡Es libre!


jueves, 5 de abril de 2018

¿Qué es la iluminación?





Lo que llama usted de destino es sólo lo que está sucediendo, lo que ya há sucedido o sucederá al cuerpo. Esto ya está programado. Entonces, el día en que nació usted ya estaba marcado para la aparición de este cuerpo. El día de su muerte, de la desaparición de ese cuerpo, también ya está determinado, así como el día del sepultamiento. Todo lo que este cuerpo está decidido a pasar es lo que usted podría llamar destino. Esto es una cosa ... Otra cosa es el Despertar, que es la conciencia de que eso a lo que se llama destino es tan sólo un sueño asociado a ese mecanismo, a ese cuerpo-mente, a esa máquina. Entonces, son dos cosas distintas.

Si usted no despierta para su Real Naturaleza, usted vive esa así llamada "su vida" en la completa ignorancia sobre quién, de hecho, es usted, confundiéndose con el cuerpo y, naturalmente, siendo víctima del destino, porque el destino no está bajo su control. Usted no controla absolutamente nada! Todo esto sólo sucede como un fenómeno de la Conciencia, llamado de destino, pero no tiene usted en ello. Usted no hace el parpadeo de los ojos, la digestión de la comida, el latir del corazón  ... ¡No hay usted! De la misma forma, no hay usted naciendo, no lo hay muriendo y no hay usted pensando - el pensamiento sólo sucede también. Todo sólo sucede, y ese es el destino de la forma, del cuerpo-mente, de esa máquina. Si usted pasa toda la vida sólo en eso (que es lo que sucede con la gran mayoría), de la misma forma que usted nació (sin conciencia), usted también morirá.

Usted no sabe quién usted lo es, porque se confunde con el cuerpo y con la mente, con ese mecanismo, con los acontecimientos relativos a esa estructura y, por supuesto, usted sufre! Este sufrimiento es la consecuencia de la resistencia a ese movimiento de la vida, es el intento de cambiar lo que es, es el intento de cambiar lo que ya está escrito.

Alguien dijo: "¡Todos están destinados a esa Realización!". ¡Eso no es verdad! La Realización no es un destino; Ella está más allá del destino. El destino está en nacer, crecer, procrear, enfermar, envejecer y morir - ese es el destino de todos. La Realización es un "lujo" - vamos a ponerlo así. Eso es ser salvo de esa situación, lo que es algo raro en esa llamada humanidad. Además, la Realización no es un destino. Pero, por otro aspecto también ¡Eso ya es así! Usted no alcanza eso! La dificultad está en esta paradoja de la Verdad: usted ya es lo que es, y nunca va a dejar de serlo, sin embargo, si usted no toma conciencia de eso, usted es sólo un zombi, un muerto vivo que nace, crece, novia, casa , tiene hijo, se enferma, envejece y muere ... durmiendo! Muere sin la menor ciencia de la Felicidad de Ser, que es Pura Consciencia, en la que no hay identificación con el nacimiento y la muerte. Esto, en el lenguaje cristiano, sería la salvación en Cristo, la salvación en el Ser, la Conciencia, la Verdad en Dios. ¡Eso es la Realización de Dios y es un "lujo"!

Usted puede, necesita y nació para realizar esto, pero también puede seguir viviendo esa así llamada "su vida" de la misma forma y morir como todos, sin ninguna ciencia de quién es Dios. Saber quién es Dios es saber quién es, porque no hay Dios separado de lo que es usted, y eso es un "lujo".

Esto no tiene nada que ver con el destino, pero con ir más allá de él, además de ese movimiento de causa y efecto, además del llamado karma. En la Biblia también hay una expresión en ese sentido, cuando dice: "Lo que el hombre siembra, él también cosecha." - causa y efecto, el mismo principio del karma en India. Por todo lo que hace usted, respode usted. Esa es la idea del juicio final, del juicio. Quien pasa por el juicio final, quien pasa por el juicio, es quien se identifica con el cuerpo. Este pasa por el juicio, que es recibir las consecuencias de sus buenos o malos hábitos. Todo esto está en la dimensión del ego, en la dimensión de la ilusión, de ese sentido de identidad.

Lo que hace usted aquí es dejar ese "sentido del que hace algo"; usted se abandona en el Divino, que es el Ser. Entonces usted ya no está en esa posición de causa y efecto. El cuerpo continúa como un reloj, al que se le ha dado cuerda, y él va hasta cuando termine la cuerda, pero usted ya sabe que no es el cuerpo, ya sabe que lo que sucede al cuerpo no está sucediendo a usted, sabe que lo que sucede al mundo no es asunto suyo, sabe que no tiene padre, no tiene madre, no tiene hijo, no tiene marido, no tiene perro, no tiene gato, no tiene casa, no tiene cuenta bancaria, no tiene nombre, no tiene, ... no tiene, no tiene, no tiene ...

¡Usted no es nada de eso y no tiene nada de eso! Usted es puro Ser, pura Conciencia, pura Inteligencia, pura Libertad, pura Felicidad, pura Alegría! Un día, Cristo dijo: "Yo os doy mi Alegría, para que Ella esté en vosotros!". ¡No es la alegría que el mundo da! ¡Entonces, ustedes tienen mi Alegría! Ella permanece en vosotros y nada puede sacarla de vosotros. Esta es la Alegría de la Naturaleza de Dios, de la Naturaleza de la Conciencia, de la Naturaleza del Ser.

En India, ellos llaman esa Alegría de Ananda. Su Naturaleza Real es Ser, Conciencia y Felicidad. Por naturaleza, está usted aquí sólo para vivir eso! La conciencia no es un sueño. El sueño es inconsciencia, es ignorancia, es mente en proyección. Es difícil, en principio, aceptarlo que está soñando; que no hay esa "su vida", sino sólo un sueño sucediendo, el cual no es suyo, porque no hay usted ... Es sólo la mente soñando. En ese sueño, la mente está haciendo aparecer personajes, los cuales usted cree que están afuera, pero ellos están dentro de la propia mente. El primer personaje, que es el más atrevido, es el "yo". Cuando usted dice: "Yo" ... ¡Listo! Ya hace aparecer el otro, el mundo y todo lo demás.

Todo comienza en esta ilusión principal: "yo". No tiene "yo", sólo tiene la mente soñando. Entonces, cuando usted se despierta y ve esto, usted está libre del sueño, está libre del bien y del mal, de lo que es santo y de lo que es profano, del nacer y del morir, del diablo y de ese "Dios "que la mente concibe. Por lo tanto, está usted  fuera de la dualidad, fuera de esa ilusión, y eso es Iluminación, es la Realización de la Sanidad. Sanidad es vivir como pura Conciencia - ese es el estado del Santo. ¡El Santo está más allá del mundo! La palabra Santo significa completo, íntegro, total, sin enmiendas, sin rasurar, sin pedazos. ¡Esa es la Naturaleza de la Conciencia! No tiene nada que ver con el cuerpo y su destino. En cuanto termina la "cuerda", el cuerpo es descartado, pero su Naturaleza Real permanece.

O usted lo hace Ahora o no realiza. Es por eso que la Biblia dice: "Basta al hombre nacer una vez, después de eso viene el juicio!". Sólo tiene que resolver usted esto ahora! ¡Basta nacer una vez para resolverlo! Si usted no resuelve, viene el juicio, que, como acabo de hablar, es consecuencia de la identificación con la mente. Si no lo hace, el sueño continúa: usted va al cielo, al infierno, al purgatorio ... Algunos pueden ir a colonias espirituales, si lo prefieren, pero no hay nadie allí también! ¡Es el mismo sueño de aquí! Entonces, en ese sueño, puede estar usted en el cielo, porque se cree que murió. Esto va de acuerdo con la creencia de la mente, con el fondo de condicionamiento que cada uno trae. Que es como cambiar de casa: usted vivía en Fortaleza y fue a vivir en Gravatá ... ¿Cree que cambió algo, no es? ¡Pero no cambió nada! La mente carga sus proyecciones hacia dondequiera que ella vaya, y allí no está usted, porque usted está más allá de la mente, más allá del tiempo, más allá del espacio, además del nacer y del morir, además del cielo y del infierno, del purgatorio, etcétera

Esa Realización es la rendición del "yo", de ese falso "yo" que está muy "feliz" donde se encuentra. Él está en su mundo, dentro de lo conocido. Por eso, no va a quitarse a ese "hueso" fácilmente. En otras palabras: hay algo em usted que quiere esa Libertad, pero también hay algo ahí que no tiene nada que ver con esa Libertad, pero sólo con ese mundo. "Si alguien ama el mundo, el amor del Padre no está en él." Amar ese mundo significa amar lo conocido. Eso es más seguro, más seguro que ese salto en lo desconocido, que no sea nada ni nadie, no tener nombre, no tener más certeza y ni garantía de nada.

Despertar es una cuestión de toma de Conciencia, que es el reconocimiento de su Identidad Verdadera. Es necesario que el falso sea visto como falso. ¡Es básicamente eso! No es una construcción; es una deconstrucción de la ilusión. Entonces, cuando le hablo a usted: "Vamos a mirar ahora?", Y usted dice: "Quiero mirar a eso, pero es Navidad y no quiero mirar en la Navidad ... Voy a tomar vino ... hay la cuestión de mis parientes, también, y yo ya estoy toda programada! ". Entonces yo hablo: "Tiene la vuelta del año también ...", y usted responde: "¡No! A la vuelta del año tampoco da, porque hay más parientes para llegar. "Yo lo haré en enero o en el carnaval". Pero, de aquí hasta el carnaval va a suceder tanta cosa! Usted nunca sabe si todavía estará interesado en eso hasta el carnaval, porque usted va siendo absorbido por ese "yo", por todo lo que usted tiene como bueno, placentero y cierto.

Así, usted va a poner a Dios por último, o sea, el Amor del Padre no está en usted, el Amor Verdadero no está en usted, no está usted "quemándose" por eso. Cuando usted se quema de Verdad, usted no tiene nada más que hacer, sólo tiene esto, y eso es lo que determina el trabajo.

Yo conocí a un hombre que estaba "quemando" por eso. Él dejó todo a los 18 años. Querían casarle, pero él no lo aceptó. A los 18 años, se puso a los pies de Ramana, porque él estaba "quemándo" por eso ... Y él resolvió eso rápido: 40 años después! Annamalai Swami.

Sin esa Realización, usted sólo es una marioneta de la fatalidad. Es como si Dios tuviera un tablero y tú sólo fuera una pieza infinitamente sin importancia. El movimiento de esa pieza, que es usted, algo infinitamente sin importancia, es el movimiento de esa "mano" llamada destino. Sin Realización, usted es sólo una marioneta, una pieza en ese gran tablero. Con la Realización, usted es el dueño del tablero! Usted está viendo el juego todo y, lo mejor: usted se está divirtiendo con él, porque usted está viendo cómo son fantásticos, como son extraordinarios los grandes hechos del Señor, el absoluto Poder de la Verdad, la absoluta Soberanía de la Verdad, la absoluta y la absoluta, extraordinaria grandeza de la verdad. Quien no deja todo por eso, no saldrá de ese juego; quien no ignora completamente el movimiento del destino y toda su historia, no saldrá del tablero. ¡Permanecerá dentro!

Participante: Em India, a esto se llama rueda de Samsara! Usted no sale de allí mientras no se realiza.

Maestro: ¡Listo, eso es! La rueda de Samsara es el nombre del tablero. Por eso les dije que la Realización es un "lujo": ¡Ella sólo es para los fuertes! Y los fuertes son aquellos que se han vuelto una nada por amor a Dios, a la Verdad, a la Realidad. Por eso tiene que perderlo todo: para ganarlo todo; por eso tiene que morir: para inmortalizarse. Hay que descubrir que nunca nació, que eso tan sólo era un juego para esa inmortalización, para ese natural estado de ausencia de tiempo y de espacio. Esto es realizar el Cristo, es realizar el Buda, es realizar la Verdad de su Naturaleza Esencial. Entonces, sus ojos permanecen fijos en lo divino; están mirando hacia Él. Él es el más deseado, el único deseado, y entonces usted canta para Él!

Marcos Gualberto

*Trecho de un encuentro presencial en Fortaleza

Compartir